Blog

Tutorial: El Proceso Fotográfico Digital

Desde los inicios de la fotografía se ha intentado plasmar la realidad en papel, con la mejor nitidez, buscando contener todas las gamas tonales posibles y especialmente ofrecer, si era posible, mejoras en la imagen.

Se diseñaron cámaras de placas con unos negativos enormes para obtener una definición muy buena. Se crearon ópticas fabricadas a mano con la única idea de que fueran perfectas. Investigaron lo que denominamos “El Sistema de Zonas” para falsear las diferencias entre luces y sombras de las imágenes disparadas. Los fabricantes de Papel fotográfico se esforzaron en conseguir que sus productos reprodujeran todo el esfuerzo que el resto de la industria fotográfica estaba realizando…

A día de hoy, el funcionamiento de la industria fotográfica no difiere tanto de sus inicios. El incremento de sensores con más y más megapíxels, los programas cada día más evolucionados, las impresoras con 10 tintas monocromas y muchísimas líneas de resolución, pantallas cada día más grandes.

Todo ello junto nos lleva a plantearnos el hecho de que hacer una fotografía “no es hacer Click”.

Vamos a entender un poco en qué consiste realmente.

En primer lugar la toma de la imagen… pensar el lugar, la hora, el instante preciso, el encuadre, la óptica, los parámetros (ISO, Velocidad y Diafragma adecuados a nuestra intención), Iluminación extra o no. Con ello obtenemos una imagen base que como antaño nos la llevamos, si podemos, en el mejor formato posible (RAW).



En segundo lugar deberemos revelar nuestra imagen con los mismos parámetros de calidad que le exigíamos al chico del laboratorio. Si recordamos un negativo perfecto, o sea, aquel que contiene todas la gamas tonales posibles; nos daremos cuenta que nuestra imagen una vez revelada deberá ser lo más neutra que podamos (un mal positivo, pero el mejor negativo para trabajar).


En tercer lugar nos encontramos ante el nuevo universo del positivado. Igual que hace 100 años, haremos reservas, tapados y todo tipo de técnicas clásicas para obtener el mejor resultado en cada una de las partes de nuestra fotografía.


Para finalizar con un producto mejorado de la realidad fotográfica de la que arrancamos.

A partir de aquí el mundo digital no tiene fin… desde los típicos sándwich para poner la luna donde quieras, o los de los álbumes de bodas de antes… hasta los resultados más sorprendentes que tu imaginación te permita idear…

  • Facebook
  • Google Plus
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Pinterest
  • Email
  • RSS
  • Print